Friday, June 29, 2012

Trampo Mallorquin

Cocinando con Pequenos Placeres y Kooking este mes de Junio nos vamos a las Islas Baleares.

La cocina tradicional de las Illes Balears, Islas Baleares, fruto de la intensa actividad pesquera es muy rica y variada. Desde el típico frit mallorquín, las coques (de verduras, de trempó, etc) pasando por la caldereta de langosta, propia de Menorca plato excepcional donde los haya, el oliaigua amb figues (higos), el cuscussó (postre navideño de origen árabe), las formatjades de Pascua, el gin, etc.

Trempar, es una combinación de mezclar, remover, combinar y condimentar, esta es la secuencia correcta para la construcción de un buen Trampó.


La ensalada que suele consumirse en verano se la conoce como trempó y es una mezcla proporcionada de tomate, pimiento verde mallorquín y cebolla mallorquina, aceite de oliva, sal y nada más.... existen otras variedades, anadiendo, atun, garbanzos y alcaparras y entre otras cosas....


La mezcla tiene que ser harmónica y proporcionada con mucho tomate, poco pimiento y menos cebolla. La calidad de los ingredientes es muy importante. Los pimientos tienen que ser de un verde blanquecino, un poco jugosos y la cebolla blanca mallorquina y tierna.



Monday, June 25, 2012

Carlota de Mango

Aprovenchando que es temporada de mangos, hay 2 arboles de mangos detras de donde vivo, la cual el vecino me regalo unos 8 mangos, muy ricos, me puse a pensar en cambiar el mango por la fresa para hacer esta torta, la cual quedo magnificamente deliciosa!


Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Junio nos invita a preparar una deliciosa carlota. 

La charlota (del francés charlotte) o carlota, es una tarta de origen francés. Se elabora forrando un molde de bordes altos con bizcochos de soletilla o genovesa, para moldear la línea exterior del pastel y proporcionarle su aspecto clásico.


Se cree que su origen es una alteración del postre charlotte russe inventado por el chef francés Marie-Antoine Carême (1784-1833), quien lo nombró en honor de la cuñada del zar Alejandro I, ya que en ese momento trabajaba para él. Se trata de un postre frío hecho de bizcochos de soletilla en crema bávara, con los que se rellena un molde.