Wednesday, April 25, 2012

Torta Sacher

Circulo Whole Kitchen

Propuesta dulce del mes


Abril:  TARTA SACHER


Whole Kitchen nos invita a preparar una tarta clásica austríaca, la famosa tarta Sacher

Esta tarta fue inventada en 1832 por Franz Sacher, que comenzaba en el mundo de la repostería. El motivo de crear algo especial era deleitar a un grupo de invitados entre los que se encontraba el príncipe Klemens Wenzel von Metterich.

Tras pasar 16 años trabajando en Bratislava y Budapest, Sacher volvió a Viena y abrió una tienda de delicatessen y vinos. Eduard, hijo de Franz Sacher, fue aprendiz de repostero en la confitería vienesa Demel donde allí empezó a confeccionar la tarta de su padre en la forma que hoy se conoce.

En 1976 fundó el Hotel Sacher, hoy todavía existente, donde se comenzó a vender la Sachertorte y que hoy elebora más de 360.000 unidades en el año.

Esto llevó a que a mediados del XX hubiera una disputa entre los herederos de Sacher y la confitería Demel, finalmente se dictamino que Demel debía vender esta tarta como la Eduard Sachertorte y el Hotel Sachel como la Original Sachertorte.

Al principio pense que iba a ser muy dificil, pero estaba equivocada, no hubo ninguna complicacion, mas bien fue divertida hacerla!





Ahora vamos con la receta que proviene de Whole Kitchen.

Ingredientes para el glaseado muy brillante:

- 12 gramos de gelatina clara sin sabor
- 100 gramos de agua
- 170 gramos de azúcar
- 75 gramos de cacao amargo en polvo
- 90 gramos de nata espesa


Ingredientes para el bizcocho de cacao y chocolate:

- 200 gramos de pasta de almendra
- 135 gramos de azúcar
- 6 huevos (1 entero, 5 claras y 5 yemas)
- 50 gramos de chocolate negro al 70%
- 50 gramos de mantequilla
- 50 gramos de harina
- 25 gramos de de cacao amargo en polvo


Ingredientes para el puré de albaricoque o damasco

- 240 gramos de orejones de albaricoque
- 35 gramos de licor de albaricoque o melocotón


Ingredientes para la ganache de chocolate: 

- 150 gramos de chocolate negro al 70%
- 235 gramos de nata espesa
- 25 gramos de miel
- 50 gramos de mantequilla


Preparacion:

Un dia antes se prepara el glaseado brillante. Para ello hay que poner la gelatina en un recipiente con agua fría. En una olla pequena mezclar el agua con el azúcar, el cacao y la nata espesa, dejando hervir un minuto. Anadir la gelatina, y una vez que se disuelva conservar en la nevera toda la noche.

Para elaborar el bizcocho hay que ablandar primero la pasta de almendra en el microondas y mezclar con 70 gramos de azúcar. A esta pasta se le incorpora el huevo entero y las yemas una a una.

Batir las claras a punto de nieve añadiendo poco a poco los restantes 65 gramos de azúcar.

Picar el chocolate y dejar que se derrita suavemente a baño maría. Luego añadir la mantequilla cortada en trocitos e incorporar una pequeña parte de las claras. Agregar esta mezcla a la pasta de almendra y yemas y poco a poco incorporar la harina y el cacao tamizados. Para finalizar agregar el resto de las claras y mezclar todo de forma envolvente.

Vaciar la mezcla en un molde redondo previamente engrasado. Con el horno precalentado a 220ºC, hornear a 180ºC durante unos 40 minutos o hasta que pinchando con una aguja ésta salga completamente seca.

Para el puré de albaricoque o damascos, hay que llevar a ebullición los orejones en agua durante 15 minutos. Una vez escurridos añadir el licor y reducir a puré con la batidora eléctrica.

Con el resto de chocolate negro se preparará la ganache. Picar dicho chocolate y dejar que se derrita a baño maría.

En una olla aparte llevar a hervir la nata espesa y la miel. Echar lentamente un tercio de esta sobre el chocolate y mezclar enérgicamente mientras se va añadiendo el resto poco a poco. Para finalizar añadir la mantequilla cortada en trocitos.

Una vez que el bizcocho esté frío, cortar según el tamaño en tres capas. Colocar la base inferior sobre papel vegetal y extender la mitad del puré de albaricoque. Sobre este extender una capa de ganache de chocolate. Repetir este paso con la segunda base y colocar el último bizcocho encima con solo ganache, alisándola con una espátula. Conservar en el congelador durante 12 horas.

Ya en el mismo día, recalentar el glaseado en el microondas. Colocar la tarta todavía congelada sobre una fuente grande para que una vez echado el glaseado brillante sobre ella se pueda recuperar el sobrante.

Refrigerar otras 6 horas y servir la tarta totalmente descongelada con crema batida.

Y a disfrutarla!

14 comments:

  1. Hola!!! Te ha gedado genial. La cobertura de chocolate se ve estupenda, muy brillante. Besos.

    ReplyDelete
  2. Hola!! te ha quedado perfecta!!!!!

    Que rica!!!!!!!!

    Besos,

    Belén.

    bolonbombon.blogspot.com

    ReplyDelete
  3. Hola María!!!
    Tu tarta tiene una pinta impresionante!!!!
    Y tu blog me ha encantado, ha sido una pequeña "tortura" porque estoy a dieta y todo lo que he visto es yummmmm!!!

    ReplyDelete
    Replies
    1. jajaja Elisa la tortura de todos no? un beso

      Delete
  4. Impresionante el brillo del glaseado! Te ha quedado muy uniforme!
    Saludos, Cris

    ReplyDelete
    Replies
    1. Hola Cris si la verdad me salio bien, no sabia como iba a salir ya que es la primera vez que la hago, saludos!

      Delete
  5. Absolutamente perfecta te ha quedado, qué maestra!!!!

    ReplyDelete
  6. Hola Elisa, gracias por tu suscripción. Tengo que decir que tu Sacher me ha impresionado muchisimo, tiene la cobertura más negra y apetecible del planeta!
    Un saludo

    ReplyDelete
  7. ¡ que pinta mas buena tiene tu tarta !

    Un saludo

    ReplyDelete
    Replies
    1. Gracias! si si me salio con muy buena pinta! un saludo igualmente

      Delete

Gracias por pasar y comentar en mi blog, me hace mucha ilusion tanto a mi como a ti, gracias!